Entre   |  Regístrese

lo último

Filosofía para profanos

Para leer el mundo. Diferencias sexuales

Maite Larrauri

Esta vitalista, lectora de Nietzsche, amante de la música de Beethoven (que no puede, sin embargo, escuchar durante esos dos meses porque se derrumbaría) es fuerte y flexible como un junco y escribe su diario sin vergüenza. En eso acertaron sus críticos de los años cincuenta, y también su pareja, cuando vuelve del frente y enjuicia como primer lector el diario: “habéis perdido la compostura” le dice, refiriéndose a los chistes, los comentarios jocosos que las mujeres hicieron entre ellas y que la autora transcribe. Y sin embargo son esos “chistes de la vagina”, podríamos llamarlos así, es esa risa de las mujeres la que convierte a Martha Hillers en una de nosotras, en la que nos reconocemos, porque nos llena de simpatía que haya sabido entregarse sin rendirse, como dijo Merek, su primer editor.

Leer más

El arte del ajedrez

ARTE64 Anti-ahogo original

Amigos del ajedrez

Los compositores actuales consagran una cantidad nada despreciable de problemas de mate al tema anti-ahogo: en ellos, el monarca negro goza de escasa o nula movilidad – o sea,...

Leer más

Malabo

Guinea Ecuatorial: impasible, imposible, hacia el ismo

Juan Tomás Ávila Laurel

En el país en el que campea por sus fueros el general-presidente Obiang nos hemos dormido tanto, nos hemos aflojado tanto que nos hemos quedado sin palabras. En este...

Leer más

Fuera de guion

Bendita sencillez

Manuela della Fontana

El primer tomo de los diarios de Iñaki Uriarte, uno de mis libros de cabecera, regalo de un buen amigo. El típico libro que no quieres que se acabe y que cómo bien dice Jabois,...

Leer más

Gazeta de la melancolía

La llamada

Víctor Colden

La desoí mucho tiempo, pero ella no cejaba. «Ven», me decía con su voz azul. Andaba yo confuso, el tiempo y sus enredos me habían atrapado. Y la miraba de reojo, con...

Leer más

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.